5 consejos para una correcta iluminación en la cocina

Cada zona el hogar es diferente, por lo que es importante contar con consejos para una correcta iluminación en la cocina. Desde Reformas Madrid ofrecemos tips para disfrutar de un espacio agradable, funcional y acogedor.

Crear un espacio acogedor

La iluminación juega un papel importante en la cocina. Es un lugar de la casa en el que se puede llegar a pasar mucho tiempo. Algunos consideran que es el corazón del hogar. Para determinar los pasos a seguir a la hora de hablar de la luz, se debe tomar en cuenta varios aspectos, como el tamaño del espacio, pero en cualquier diseño las luces son primordiales.

En la cocina se prepararán y servirán las comidas. Sean snacks, desayunos, almuerzos y cenas. Incluso también se sentarán a disfrutar los alimentos, por lo que una mala iluminación puede arruinar cualquier momento.

Si el sitio es oscuro o lleno de sombras, no se podrá aprovechar este espacio del hogar. Debe ser un lugar cómodo, acogedor y amable. Para esto es clave la iluminación, que debe estar diferenciada en cada zona de la cocina, con lo que podremos aprovechar espacios y ahorrar en factura de energía.

Consejos para una correcta iluminación en la cocina

1. Aproveche la luz natural

Para contar con una iluminación perfecta se deben aprovechar todos los elementos. Es clave saber combinar la luz natural con la artificial. La disposición de la cocina no puede evitar disfrutar de la luz que entra por las puertas o las ventanas. Con una buena planificación, se puede hacer un juego importante para que el espacio sea muy agradable.

2. Ilumine zonas por separado

Todo el espacio debe estar bien iluminado. Lo ideal es combinar una luz general de todo el espacio, con otras puntuales en varias áreas. De esta forma incluso se puede ahorrar la factura de electricidad. Tanto el fregadero, el armario y la zona de cocción tienen que contar con bombillos específicos.

3. Utiliza luces fluorescentes

En el caso de la iluminación general de la cocina. Lo mejor es contar con luces fluorescentes. Son recomendadas por la cantidad de luz que producen, además de ser más económicas a largo plazo. Lo ideal es contar con luces que no den calor por las características del espacio. Además, que los bombillos blancos son ideales para la preparación de las comidas.

4. Usar las luces empotradas

Una manera de lograr un espacio acogedor, es agregando luces empotradas. Se genera claridad en la superficie de trabajo, sin molestar a la vista. Se puede agregar en zonas de los armarios y alacenas, en la que se encuentren elementos para cocinar. Esto genera un ambiente elegante en este lugar de la casa. También se pueden aprovechar las lámparas de las campanas extractoras, por lo que tampoco se debe exagerar con la cantidad de bombillos.

5. Darle un uso correcto a las luces colgantes

Se pueden emplear focos como luz general, distribuidos por toda la cocina. Pero también es común el uso de las luces colgantes. Esto puede encontrarse en el comedor e islas de la cocina. Tiene que ser una iluminación cálida y que tenga una distancia prudencial. Mínimo de 60 cm entre la lámpara y la mesa, para que no afecte el calor.

Estos son cinco consejos para una correcta iluminación de la cocina. Todo depende también de diseño y de las ideas que se puedan aplicar con este espacio de la casa. ¿Quiere una remodelación? ¿Tiene problemas con la iluminación? No olvide que puede solicitar asesoría, así como compartir sus comentarios, sugerencias y experiencias.

Anuncios